LA CASA DEL RELOJ EN LA PARED – JOHN BELLAIRS

Título: La casa del reloj en la pared
Autor/Autora: John Bellairs
Editorial: Alfaguara
Número de páginas: 253
Encuadernación: Tapa dura (Encuadernación en cartoné)

SINOPSIS

Después de la muerte de sus padres, Lewis debe irse a vivir a la mansión de su excéntrico tío Jonathan. Pronto descubre que su tío y su vecina, la señora Zimmermann, no solo son un poco extraños, sino que ambos además son magos.
Pero ¿qué es ese inquietante tictac que resuena en la casa?
¿Qué peligros se esconden dentro de las paredes de la mansión?

OPINIÓN PERSONAL

Hoy día 11 salía en España el estreno de la película, la verdad es que tengo muchas ganas de verla porque considero que el libro es muy divertido y a la vez muy entretenido. El autor llena sus páginas de un mundo de magia y fantasía y estoy muy segura que la película con sus efectos especiales no se quedará atrás.
La historia trata de Lewis, un niño sin amigos, que se quedará sin su familia. Su tío Jonathan será el encargado de cuidar de él desde entonces y junto a su vecina la señora Zimmermann harán de la vida del muchacho algo muy especial y que recordará siempre.
La casa donde viven tiene algo peculiar, y es que alberga en su interior miles de relojes, pero será uno en concreto y muy especial el que tendrá en vilo a su tío. La mansión, además, también esconde una interesante y oscura historia, que Lewis descubrirá poco a poco.
Es un libro lleno de magia, como he comentado antes y amistad. Aunque como en toda buena historia, siempre hay espacio para un villano, que mantendrá a nuestros protagonistas en alerta en todo momento para no ser sorprendidos por su maldad. ¿Conseguirán detener sus planes diabólicos? Para ello deberéis sumergiros en sus páginas y descubrirlo vosotr@s mismos.
Está novela está destinada a niños de 9 a 12 años, pero he de decir que lo puede leer cualquier tipo de lector al que le guste la magia, porque la magia no tiene edad.
¡Me despido hasta el siguiente libro!
¡Nos vemos en la próxima crítica lectores!
¡Gracias por leernos!